donaciones

Principales iniciativas

La Reserva Biológica Indio-Maíz vale más que todo el oro del mundo

La Reserva Biológica Indio-Maíz (RBIM) fue creada en el año 1990 como parte del proceso conocido como SI-A-PAZ (Sistema Inter-nacional de Áreas Protegidas para la Paz). Ubicada en el Sureste de Nicaragua, esta zona boscosa cuenta con 2639.8 Km² que abarcan los municipios de San Juan de Nicaragua, Bluefields y El Castillo.

La RBIM contiene importantes áreas de bosque tropical húmedo, humedales, manglares y esteros. En ella está prohibida, entre otras cosas, la extracción de recursos naturales y la residencia de poblaciones humanas. La ley de Demarcación de Territorios Indígenas (Ley No 445), otorga la propiedad de gran parte de esta área protegida a las comunidades Rama-Kriol, lo cual crea un nuevo régimen jurídico legal de la misma.

 

A pesar de su importancia y del respaldo jurídico existente para su conservación, los daños a la RBIM son cuantiosos. La deforestación, la cacería, pesca y la toma de tierras por colonos ubicados ilegalmente en el área para establecer cultivos de subsistencia y ganadería son
actividades que actualmente están acabando con la biodiversidad de los ecosistemas de la Reserva. Estos impactos han sido verificados durante los dos últimos patrullajes realizados en el 2012, con la conducción del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) en compañía del Ejército de Nicaragua (EN), Policía Nacional (PN) y la participación de FUNDACION DEL RIO.

Durante el primer patrullaje, realizado en enero 2012, se logró confirmar la compra-venta de tierras que se viene promoviendo en diferentes puntos de la RBIM por líderes que llegan de Bluefields y que hacen alianzas con pobladores locales encargados de ubicar en las áreas "compradas" a las personas que viven o llegan al municipio de El Castillo procedentes de El Ayote, Nueva Guinea, Bluefields, Muelle de los Bueyes y El Rama. Los precios de la tierra en este negocio ilegal suelen variar entre tres a siete mil córdobas por 25 manzanas de bosque en pie.

 

En el segundo patrullaje, realizado en el mes de mayo del 2012, se visitaron los sectores aledaños a las comunidades mestizas de Samaria y Nueva Jerusalén, ubicadas dentro de la RBIM y que han suscrito compromisos con autoridades gubernamentales para ser reubicados. En estas zonas el despale sigue creciendo y la reubicación es poco creíble, lo cual favorece que los colonos continúen el avance de la frontera agrícola.

 

¿Hasta cuándo resistirá la Reserva Biológica Indio-Maíz? ¿Seremos capaces de conservar esta invaluables áreas de bosque y biodiversidad?

 

A continuación compartimos algunos de los elementos que complementan la información sobre la situación actual de la Reserva:

 

  • Informe sobre las dos inspecciones en las que participó FUNDACION DEL RIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Pronunciamiento sobre la situación de la Reserva elaborado por Organizaciones ambientalistas del municipio El Castillo